Ayudas a la movilidad: bastones y andadores

696 25 60 63
Ayudas a la movilidad: bastones y andadores

Entre los problemas a los que nos tenemos que enfrentar asiduamente quienes nos dedicamos al cuidado de ancianos en Ciudad Lineal, Madrid, son los derivados de sus problemas de movilidad. Ya hemos hablado en ocasiones anteriores de que las caídas son uno de los accidentes que sufren con mayor frecuencia las personas de edad avanzada y, para evitarlos, existen diferentes dispositivos que pueden ayudarlos a mantener su estabilidad.

Uno de los elementos más utilizados son los bastones, e incluimos en este grupo también las muletas. Su función es la de ayudarles a caminar distribuyendo el peso del cuerpo en un tercer punto de apoyo lo que le va a proporcionar al anciano mayor seguridad para pasear. Es fundamental que la altura del bastón que utilice esté perfectamente adaptada a sus características para evitar que camine en una posición forzada que le acarrearía, con el tiempo, problemas y dolores en la espalda. Por eso, la empuñadura del bastón debe quedar unos 5 centímetros por debajo del hueso de la cadera.

La empuñadura del bastón debe ser lo suficientemente ancha y gruesa para que pueda agarrarlo con firmeza y también es importante que el bastón disponga de un taco de goma al final para que no se resbale en los suelos pulimentados. Muchos bastones terminan en una especie de trípode que mejora considerablemente la estabilidad.

En los centros que os dedicamos al cuidado de ancianos en Ciudad Lineal, Madrid, utilizamos también andadores. Estos dispositivos proporcionan una mayor superficie de apoyo y por lo tanto también una mayor seguridad al caminar. También debe ser posible regular su altura y algunos modelos incorporan un pequeño asiento en el que quien lo usa puede descansar si se fatiga.

En la Residencia El Jardín proporcionamos la mejor atención a nuestros mayores.