Cómo es un baño geriátrico adaptado

696 25 60 63
Cómo es un baño geriátrico adaptado

A la hora de elegir residencias para el cuidado de ancianos en Arturo Soria, es fundamental elegir aquellas que dispongan no sólo de los servicios que demandamos, sino también instalaciones adecuadas para llevarlos a cabo. Y dentro de las residencias geriátricas, hay un elemento de suma importancia en este sentido, que son los baños geriátricos adaptados.

Como se puede suponer, los baños geriátricos de los que disponemos en la Residencia El Jardín están adaptados a las necesidades de las personas de la tercera edad. Pero, ¿en qué se diferencian de los baños normales? Pues, en primer lugar, un pavimento antideslizante para evitar posibles caídas y, en todo caso, cuentan con asideros y barras para que los mayores con la movilidad más reducida puedan agarrarse.

Por supuesto, son espacios amplios. En algunas ocasiones, hay baños que disponen de duchas, pero no con inodoro y lavabo, y viceversa. El motivo no es otro que dejar espacio diáfano suficiente para que puedan entrar y maniobrar sillas de ruedas o grúas de movilidad, habituales en las personas de la tercera edad. En principio, el espacio para acceder sin problemas, ronda los 70 centímetros, como mínimo, para facilitar el acceso de las sillas de ruedas.

Hay otros elementos en los baños de las residencias para el cuidado de ancianos en Arturo Soria que también son importantes. Por ejemplo, puertas correderas o de apertura hacia afuera, para facilitar también el acceso a las sillas, mobiliario sin aristas, grifos con sensor de movimiento para evitar que se queden abiertos y las duchas deben contar con un asiento abatible para evitar también las caídas.