Quienes se dedican al cuidado de ancianos en Arturo Soria son profesionales con una sensibilidad y una motivación especial para trabajar con personas de la tercera edad, muchas veces dependientes, a las que tratan con la dignidad que merecen.

Los auxiliares de geriatría ofrecen atención social básica y apoyo emocional a las personas mayores. Pueden trabajar en hospitales, centros de día y residencias geriátricas. Muchos ancianos suelen necesitar que se les controle varias enfermedades a la vez, tienden a la incapacidad y al deterioro funcional, y con frecuencia tienen problemas psíquicos o sociales. 

El tipo de ayuda variará según el grado de dependencia que presente el anciano, ya que puede ser casi autosuficiente, o tener problemas de movilidad, demencia senil o alzheimer. Los auxiliares dedicados al cuidado de ancianos en Arturo Soria deben ayudarles a realizar aquellas actividades de la vida diaria que ya no puede realizar solos, con el fin de que vayan ganando autonomía e independencia.

Un auxiliar de geriatría debe tener la formación necesaria para poder aplicar las técnicas para cuidados y tratamientos. Además, ha de tener buena salud para resistir el duro ritmo de trabajo, tener fuerza física, destreza manual, agilidad y reflejos. Es importante que se comunique bien con sus pacientes, y no debe perder los nervios en las difíciles situaciones que se dan en el trato con personas dependientes. Los auxiliares tienen que superar situaciones desagradables con paciencia, discreción y amabilidad, intentando entender la problemática de ancianos y enfermos.

En la Residencia El Jardín damos un servicio integral, humano, personalizado y de calidad a los residentes, y potenciamos la comunicación con sus familias.