El importante papel que juegan las actividades lúdicas en una residencia

696 25 60 63
El importante papel que juegan las actividades lúdicas en una residencia

Desde nuestra larga experiencia en la atención a las personas mayores en Madrid, en diferentes artículos de este blog hemos venido hablando de algunas de las muchas ventajas que tienen los centros residenciales adaptados para este grupo de población. El ser humano es un social por naturaleza y, por eso, en todas las etapas de la vida, crear vínculos afectivos de amistad es de vital importancia. Hay muchas formas de conseguir este objetivo, pero hay una que destaca por encima de todas: los juegos.

Las actividades lúdicas, el juego, es una de las pocas actividades que acompañan a una persona en todas las fases de su vida, desde su nacimiento hasta el final de sus días. Pero llegando a la vejez sus beneficios son, podría decirse, aún más importantes que en el resto de etapas de la vida. Para empezar, son una fórmula infalible para hacer nuevos amigos. Al tiempo que uno juega al parchís o al dominó, poco a poco, va hablando de sus preocupaciones y sus alegrías y creando vínculos cada vez más fuertes con los compañeros de partida.

Pero además de ser una gran opción para generar nuevas amistades, como expertos en la  atención a personas mayores en Madrid somos conscientes de que también es un fantástico ejercicio mental. Gracias a una baraja, a las fichas de un tablero, etc., se contribuye a desarrollar estrategias, se impulsa la creatividad y se mantiene la menta activa y liberada. Y lo que es también importante, contribuye a llenar de momentos placenteros el tiempo de nuestros ancianos.

Por estos motivos, entre las terapias ocupacionales que aplicamos en la Residencia El Jardín, las actividades lúdicas tienen un papel tan importante.