Hoy en día, en nuestra capital hay más de un millón de personas que pertenecen a la tercera edad, duplicando la cifra de provincias más rurales de España. Por tanto, cuidar mayores en Madrid es cada vez más necesario y beneficioso, pero para hacerlo hacen falta ciertos conocimientos.

El párkinson es una de las enfermedades más comunes en personas con más de setenta años. Se trata de un trastorno del sistema central nervioso progresivo e incurable que necesita ser detectado a tiempo para poder ser tratado correctamente. Para cuidar mayores en Madrid, es indispensable conocer los síntomas y detectarlos.

Los síntomas más tempranos suelen estar relacionados con los temblores de las manos o las puntas de los dedos, la rigidez en los músculos (que otorga dificultad al moverse), cierta encorvadura en la espalda, cambios en el habla o en la escritura y el cansancio sin motivo aparente.

Sin embargo, una vez avanzada la enfermedad, las señales se dividen entre físicas y psíquicas. Las primeras se refieren a la dificultad al realizar actividades naturales (como masticar, mover las manos o parpadear), estreñimiento, problemas en la vejiga y, en algunos casos, disfunción sexual. Las psíquicas están relacionadas con la depresión, la inestabilidad emocional y la dificultad para pensar con claridad.

En conclusión, el párkinson es una enfermedad que afecta a mucha gente y que se sigue investigando. Pese a ello, no se ha encontrado todavía ningún medio para prevenirla o curarla. Por eso, es muy importante saber cuáles son los síntomas iniciales. Tratar la enfermedad con tanta antelación como sea posible es esencial para que el afectado pueda sobrellevarla de manera efectiva.

Si esta información te ha resultado útil, en nuestra Residencia El Jardín podemos asesorarte en materias similares y mucho más para que tengas toda la información necesaria sobre temas relacionados con las personas mayores.